Cómo Limpiar El Exterior De Tu Aire Acondicionado

Cómo Limpiar El Exterior De Tu Aire Acondicionado

Un aire acondicionado puede mejorar significativamente la calidad del aire en tu hogar, pero requiere de un mantenimiento regular para funcionar adecuadamente. Parte de ese mantenimiento es limpiar el exterior del aparato, que se puede llenar de polvo, insectos y otras suciedades. Limpiar el exterior de tu aire acondicionado es relativamente sencillo y puedes hacerlo siguiendo estos pasos.

Desconecta el aire acondicionado de la electricidad. Antes de intentar limpiar tu aire acondicionado, es importante que lo desconectes de la corriente eléctrica. Para hacerlo, simplemente encuentra el interruptor de la unidad, lo suelen tener en el condensador o el compresor, y ciérralo. Si no estás seguro de dónde se encuentra el interruptor, consulta el manual del propietario. También puedes desenchufar el aparato de la toma de corriente.

Limpiando El Filtro

El primer paso para limpiar el exterior de tu aire acondicionado es limpiar o reemplazar el filtro. Los filtros recogen el polvo, los ácaros y otras partículas que flotan en el aire, por lo que estarán llenos de suciedad. Limpiar o reemplazar el filtro de tu aire acondicionado una vez al mes es suficiente, pero si tienes mascotas o hay mucho polvo en tu casa, es posible que debas hacerlo con más frecuencia. Limpiar un filtro generalmente es bastante simple. Pequeños filtros de plástico o metal pueden limpiarse con agua tibia y jabón, mientras que los filtros de tela se pueden sacudir para eliminar el polvo o lave a mano con agua tibia y jabón. Si tienes un filtro de carbón activado, éste no se puede limpiar y debes reemplazarlo cada tres o cuatro meses o según lo indique el fabricante.

Limpiando El Condensador

El condensador es una pieza grande y metálica que se encuentra en la parte trasera o lateral del aparato. Su función es eliminar el calor del aire que fluye a través de la unidad, por lo que generalmente estará cubierto de polvo. Limpiar el condensador es relativamente simple. Comienza por quitar las tapas del condensador, lo que debería revelar una serie de aletas de metal. Usa una brocha para quitar el polvo de las aletas y luego enciende el aire acondicionado para asegurarte de que gira correctamente. Si las aletas están dobladas o si la tapa no se ajusta correctamente, es posible que debas reemplazarlas.

Limpiando La Rejilla De Salida

La rejilla de salida es la abertura rectangular en la parte frontal del aparato por la que sale el aire frío. Su función es proteger el interior del aparato de la suciedad y los insectos. Como resultado, la rejilla de salida suele estar bastante sucia. Afortunadamente, limpiarla es bastante simple. Primero, usa un cepillo de dientes o un cepillo para quitar el polvo de los bordes de la abertura. Luego, usa un paño húmedo para limpiar las rejillas metálicas de la parte superior e inferior de la abertura. Asegúrate de secar bien la rejilla para evitar que el agua se Condense en el interior del aparato.

Limpiando La Cubierta

La cubierta es la carcasa de plástico o metal que rodea al aire acondicionado. Su función es proteger el interior del aparato de la suciedad, el polvo y los insectos. Como resultado, la cubierta puede llenarse de polvo y suciedad con el tiempo. Limpiar la cubierta es un proceso relativamente simple, aunque requiere un poco de cuidado. Usa un paño para eliminar la suciedad de la superficie de la cubierta. Si hay áreas muy sucias, es posible que debas usar un cepillo suave o una esponja. Si la cubierta está muy sucia, es posible que debas lavarla a mano con agua tibia y jabón, pero ten cuidado de no dañar el aire acondicionado. Deja que la cubierta se seque al aire libre antes de volver a colocarla en su lugar.

Conclusiones

Limpiar el exterior de tu aire acondicionado es relativamente sencillo y puedes hacerlo siguiendo estos pasos. El primer paso para limpiar el exterior de tu aire acondicionado es limpiar o reemplazar el filtro. Los filtros recogen el polvo, los ácaros y otras partículas que flotan en el aire, por lo que estarán llenos de suciedad. Limpiar o reemplazar el filtro de tu aire acondicionado una vez al mes es suficiente, pero si tienes mascotas o hay mucho polvo en tu casa, es posible que debas hacerlo con más frecuencia.

Limpiar el condensador es relativamente simple. Comienza por quitar las tapas del condensador, lo que debería revelar una serie de aletas de metal. Usa una brocha para quitar el polvo de las aletas y luego enciende el aire acondicionado para asegurarte de que gira correctamente. Si las aletas están dobladas o si la tapa no se ajusta correctamente, es posible que debas reemplazarlas.
La rejilla de salida es la abertura rectangular en la parte frontal del aparato por la que sale el aire frío. Su función es proteger el interior del aparato de la suciedad y los insectos. Como resultado, la rejilla de salida suele estar bastante sucia. Afortunadamente, limpiarla es bastante simple.

Published On: noviembre 24th, 2022 / Categories: Aire Acondicionado, Servicio Técnico /

Sobre el autor

Entradas recientes

Etiquetas

Productos destacados

Con Envío e Instalación Incluido

Los problemas no se solucionan solos

Contacta con nuestro servicio de atención al cliente y cuéntanos cómo podemos ayudarte. Confíanos la reparación y el mantenimiento de todo tipo de electrodomésticos, aire acondicionado, calderas, calentadores…

“Nuestra prioridad es dar un buen servicio, un servicio en el que nuestros clientes simpre queden satisfechos y registren nuestro contacto en su agenda, solo así seremos alguien.”

Carlos W. A.

Director Técnico & CEO

Solicita un Profesional
Rellena y envía este formulario, nos pondremos en contacto con usted

Subscríbete

No pierdas ninguna de nuestras publicaciones